miércoles, 2 de noviembre de 2016

Escritora del mes: Mary Beard

Mary Beard recibió hace unas semanas el Premio Princesa de Asturias. Es catedrática de Clásicas en Cambridge y una de las más reconocidas historiadoras del mundo en su campo. El mundillo académico, como tantos otros, es un coto privado de hombres, por lo tanto, que una mujer sea su referente global es una excelente noticia. Pero lo mejor es que Mary Beard es lo opuesto a lo que estamos acostumbrados a encontrar en un historiador: es mujer, es divertida, es feminista, viste de forma desenfadada (para muchos, estrafalaria) y le gusta tratar a Cicerón más como a un colega que como a una eminencia (trato que Cicerón no aprobaría, por cierto, ¡es una mujer!). El desparpajo de esta señora es un soplo de aire fresco en los rancios círculos de los historiadores. Y su relato de la historia de Roma es un diálogo divertido, refrescante e inteligentísimo entre su cabeza privilegiada y las fuentes escritas, en el que admira y saca los colores por igual a los historiadores antiguos con su mezcla de rigor y descaro.

Mary Beard

Quizá muchos se pregunten cómo puede una persona dedicarse exclusivamente a estudiar la historia de la Roma antigua. Con lo lejos que queda, ¿verdad? Mary Beard también se lo ha preguntado. Y sus libros son una forma de traer aquel mundo tan lejano hasta nuestros días para demostrar que muchas de sus ideas y formas de vida no sólo no están tan alejadas de las nuestras, sino que las sustentan y explican. Un sólo ejemplo: las mujeres en el siglo I a. C. podían poseer propiedades por derecho propio, comprar y vender bienes y acciones, heredar o hacer testamento y divorciarse con relativa facilidad; muchos de los derechos que las mujeres españolas no consiguieron hasta la década de 1970. Por supuesto, no todo eran derechos en el mundo romano. Los romanos, sin duda, no son un ejemplo, pero nos enseñan muchas cosas. Muchas de sus ideas nos parecen injustas y sádicas, y otras, sin embargo, escandalosamente modernas. Nuestra forma de entender el poder, la ciudadanía, la responsabilidad, la violencia política, el lujo, la tolerancia y la belleza es heredera directa de aquella civlización, y Mary Beard nos muestra que dialogar con los clásicos no solamente es divertido y apasionante, sino que nos enseña muchas cosas de nuestra propia manera de ver el mundo.

Por todo esto (y mucho más) vamos a dedicarle a Mary Beard un espacio propio en la librería: el altarcito laico de "escritora del mes". Para que la gente la vea, para recomendarla, para hablar de ella y de su último libro, SPQR, que hemos recomendado en este blog y que ya va por su tercera edición, y para reivindicar la rabiosa actualidad de aquellos romanos que, como decía Astérix, estaban verdaderamente locos, pero no dejan ni un segundo de fascinarnos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario