lunes, 13 de abril de 2015

IN MEMORIAM EDUARDO GALEANO


Un salón en penumbra. Silencio.
Una burbuja de añoranza por el amor ausente.
Y una música en voz baja para recordarte, Galeano.

Hoy el fuego que soy arde desgarrado,
la risa se esconde en el lugar que dejas,
ese vacío de palabras que conjugaban la esperanza.

Hoy la música que soy arde más oscura
pero en mi despedida no cabe la derrota,
sólo el fuego, y estas notas fundiéndose
en la tenaz dulzura con la que te recuerdo, Galeano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario