miércoles, 11 de diciembre de 2013

EL AMOR NO ES UN VERSO LIBRE

Elegí leer esta novela por dos razones: la primera porque me habían comentado que su argumento estaba basado en la biografía de Pedro Salinas, poeta a quien quiero y admiro profundamente, y la segunda porque había leído Esperando a Robert Capa de esta misma autora y me gustó.

A medida que iba avanzando en la lectura me sorprendía la cantidad de acontecimientos y anécdotas extraídas de la biografía de Pedro Salinas, cuando en ningún momento se indica esta circunstancia. Escenas y frases copiadas literalmente de las Cartas a Katherine Whitmore (el epistolario secreto del gran poeta del amor) publicadas por Tusquets en 2002, incluso el  nombre de la protagonista, Kate Moore, apenas variado, y sí en cambio el protagonista masculino que no tiene parecido alguno con Pedro Salinas, personaje real que aparece en ocasiones contadas y sin ninguno de los atributos poéticos que su vida desprendió.

Me ha decepcionado la novela, quizá por las expectativas que había puesto en ella, pero me ha servido para recordar las maravillosas horas que disfruté con la obra de Pedro Salinas, su poesía, las cartas que escribió no solo a Katherine, también a su amigo y poeta Jorge Guillén y a tantos amigos, compañeros de la Residencia de Estudiantes, a su mujer Margarita en los viajes que realizó por América y especialmente las que le escribió en su etapa de noviazgo, verdaderas obras literarias, en las que supo reflejar con sensibilidad poética sus sentimientos y no solo eso. En su exilio de Estados Unidos durante quince años, desde 1936 a 1951, fecha en que falleció, supo explicar la realidad de los acontecimientos ocurridos en España desde la distancia, con perspectiva e información que recibía a través de los amigos que tenía dentro y fuera de su país. A él le debemos la Universidad de verano de Santander en el palacio de La Magdalena, abierta a los estudiantes extranjeros que venían a estudiar a España, en esa etapa deslumbrante de la literatura que fue la Generación del 27.

No hay comentarios:

Publicar un comentario