sábado, 11 de mayo de 2013

EL MADRID QUE SE NOS ESCAPA

Se dice que la diferencia entre un turista y un viajero es que el primero llega de forma ya programada a los lugares de obligada visita, y que el segundo va por libre o en solitario y descubre accidentalmente lugares a los que el turista nunca llegaría.

A ese tipo de paseantes casuales es a quien dedicamos esta estrada. Las guías aquí mencionadas no sólo son para el viajero, sino para los propios habitantes de la ciudad, para que exploren los rincones de, en esta ocasión, Madrid.
Y es que como habitantes de la capital española, uno repara en que le faltan por descubrir un montón de anécdotas escondidas en las calles. Pues bien, esas singularidades las encontramos en estas tres guías con tres estilos visualmente distintos para que cada uno elija la que le vaya mejor: 
"Madrid insólita y secreta" es un nuevo concepto de guía que, como enarbola su

editorial, está “escrita por los habitantes”. En ella, abramos por donde abramos, encontramos una foto a toda página y a continuación la descripción de la curiosidad/lugar que se nos había escapado estando tan cerca. Es una forma muy visual de ir descubriendo por ejemplo que en Carabanchel existe un cementerio inglés cuyo suelo está bajo jurisdicción británica al igual que las embajadas, o de enterarnos de la espeluznante historia que esconde el letrero de la calle de la cabeza situada en el barrio de Lavapiés.   
"Madrid oculto" y "Madrid oculto 2" nos muestran de un forma más literaria datos que quizás habíamos olvidado como por ejemplo que durante la Inquisición se quemaban personas vivas en la Plaza Mayor (en cuyo emplazamiento había antes una laguna), la historia del otro ángel caído (no sólo existe el de El Retiro) en la calle Milaneses, o la de la casa del ratoncito Pérez en la calle Arenal 8


Una evolución del primero es "Madrid oculto ilustrado", con una maquetación mucho más atractiva para descubrir a golpe de vista, y "Madrid oculto para niños" que es una adaptación para los más pequeños con consejos para padres (qué hacer para que tu hijo no se aburra en un museo), mapas, juegos (como el de encontrar el capitel con forma de león en la Cripta de La Almudena) o cosas prácticas (como el restaurante en el que cuidan de tus hijos mientras comes). Para el que se quede con las ganas de poner en práctica estas rutas, puede hacerlo de forma programada cada sábado con uno de los autores del libro.  
Y ya por último, esta vez en forma de virtuosas y detallistas ilustraciones, tenemos "Madrid: guía visual de arquitectura". En ella visualizamos de forma concisa y a la vez meticulosa, el devenir arquitectónico de la ciudad, con croquis de los distintos trazados de la ciudad que se ampliaban con el paso de los siglos, con planos en planta, cortes transversales de los edificios más emblemáticos y con claras explicaciones. La guía, que divide la arquitectura en épocas históricas y estilos artísticos, no se olvida de nada y muestra desde los primeros asentamientos del siglo IV a.C. como el Cerro de La Gavia (que sería la actual Vallecas), hasta los contemporáneos Faro de la Moncloa, Torres Kio, Terminal T4 del Aeropuerto, Caja Mágica o las Cuatro Torres Business Área.

No hay comentarios:

Publicar un comentario