jueves, 21 de marzo de 2013

Cita del día: CALLE DE LOS LADRONES

"Doy vueltas en mi prisión porque nunca podré encontrar a aquél que fui, el amante de Meryem, el hijo de mi madre, el niño de Tánger, el amigo de Basam; después sucedió la vida, Dios desertó, la conciencia se abrió su camino, y con ella la identidad; soy lo que he leído, soy lo que he visto, tengo en mí tanto de árabe como de español y de francés, me he multiplicado en esos espejos hasta perderme o construirme, imagen frágil, imagen en movimiento. "No se puede vivir sin amar", le decía a Judit, y me equivocaba, sí se puede vivir sin amar, el amor es un libro más, un espejo más, un trazo sobre nuestra tabla de cera, marcas en las manos, líneas de vida, huellas digitales que aparecen una vez que todo ha sucedido, cuando ya ha terminado la partida."

(CALLE DE LOS LADRONES. Mathias Énard)

No hay comentarios:

Publicar un comentario